7 de julio de 2017

Javier Duarte, un preso barato para Guatemala


Despojado de los lujos y los privilegios que acumuló durante más de 22 años de vida política como gobernador, diputado federal, secretario estatal y asesor gubernamental y legislativo, encarcelado desde hace 82 días en una prisión de máxima seguridad en una base militar de este país, el mexicano Javier Duarte de Ochoa es ahora un prisionero barato para el Sistema Penitenciario de Guatemala.

El gasto diario en Duarte es de 5.20 dólares, informó Rudy Esquivel, vocero del Sistema Penitenciario de Guatemala.

Con 82 días en prisión, y de acuerdo con los datos del portavoz, el aparato penitenciario de Guatemala suma un gasto total de 426.66 dólares en el hombre que llegó a ser gobernador de Veracruz, de 2010 a 2016, y ocupó importantes cargos políticos desde que inició su carrera política en 1995.

"El estandarizado de costo por reo no se maneja por centro, sino que a nivel general. El costo promedio de internos de mínima, mediana o máxima seguridad, en detención preventiva o cumpliendo sentencia, hombre o mujer, es de 38.14 quetzales [moneda guatemalteca] al día", informó Esquivel.

El Banco Central de Guatemala reportó ayer miércoles que el tipo de cambio oficial entre la moneda de Guatemala y la de Estados Unidos es de 7.33 quetzales por dólar, por lo que el gasto penitenciario en Duarte equivale a 5.20 dólares diarios; la cifra excluye gastos judiciales o diplomáticos.

"Los gastos generales de funcionamiento de los 21 penales, como servicios varios, agua, luz, teléfono, alimentos, remozamientos, salarios, insumos, etcétera, que son centralizados y cancelados por la Dirección General del Sistema. Este es el costo que se generaliza para tener el dato aproximado de manutención diaria, el cual obviamente cambia cada mes, pero estos son los datos oficiales", hasta el 4 de julio de 2017, puntualizó el portavoz.

Aunque la cantidad es mínima para una persona acostumbrada, por muchos años, a otro tipo de vida, la realidad es que Duarte está sometido a los rigores de Matamoros.

Tras una reciente fuga de una poderosa narcotraficante guatemalteca de otra cárcel castrense cercana, quien escapó escondida en el automóvil de su abogado, las autoridades de Matamoros reforzaron la seguridad sobre sus 33 ocupantes (30 hombres y tres mujeres) catalogados como de alto perfil de peligrosidad y de relevancia.

Medidas similares fueron adoptadas por los demás centros penales, escenarios de frecuentes motines mortales por una aguda crisis de hacinamiento y saturación. Debido a los nuevos protocolos de seguridad, un teléfono público que existía en Matamoros fue desactivado.

Un recuento con datos al 4 de julio ayer que el vocero entregó a este diario, mostró que en los 21 centros carcelarios hay 22 mil 218 personas privadas de su libertad, con 19 mil 994 hombres y 2 mil 224 mujeres.

Entre los hombres, 10 mil 114 son sentenciados y 9 mil 880 son indiciados, mientras que en las mujeres hay mil 25 sentenciadas y mil 199 indiciadas.

Duarte, quien permaneció fugado por seis meses y está acusado en México de los delitos federales de lavado de dinero y crimen organizado, fue detenido en la noche del 15 de abril anterior en el suroccidente de Guatemala y en la madrugada del 16 entró a Matamoros.

Después de múltiples trámites judiciales, el ex gobernador de Veracruz aceptó, en audiencias realizadas el pasado 27 de junio y el martes de esta semana, ser extraditado a México por las acusaciones federales y estatales que se le imputan: Tráfico de influencias, incumplimiento de deber legal, abuso de autoridad, peculado y coalición.


0 comments:

Publicar un comentario