28 de agosto de 2017

En riesgo, órganos de Duarte por huelga de hambre: Especialista


Javier Duarte lleva 10 días en huelga de hambre y para este momento su cuerpo ha comenzado a metabolizar grasa para dar energía a órganos vitales, como el corazón y cerebro.

Aunque consume miel y se mantiene ingiriendo líquidos, reporta pérdida de peso, es probable que su cuerpo haya comenzado a consumir sus reservas, provocando trastornos en las funciones de sus órganos.

Desde el 17 de agosto, el ex gobernador de Veracruz inició un ayuno parcial como protesta a lo que considera una persecución política en su contra y de sus colaboradores.

EL UNIVERSAL consultó al experto Francisco Gómez, internista endocrinólogo e investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, para conocer qué está pasando en el cuerpo de Javier Duarte.

¿Qué es una huelga de hambre?

—La deprivación de alimento y a veces líquido en ayuno por protesta tiene varias modalidades. Ayuno absoluto: sin alimentos ni líquidos; ayuno total: no alimentos sólidos, pero sí líquidos que pueden incluir minerales; ayuno parcial: que es el que sigue Duarte, en este se puede permitir azúcar o miel, para recuperar la glucosa, y sólo se abstienen de alimento sólido.

¿Qué consecuencias tiene el ayuno de Javier Duarte?

—Van de la desnutrición, deficiencias de vitaminas, trastornos de electrolitos y pérdida de peso acelerada y a la cetosis, que es quizás el estado en que se encuentra ahora.

La cetosis es la alta producción de cuerpos cetónicos para proveer de energía a los órganos mediante un proceso metabólico que transforma la grasa en energía.

Durante la década de los setenta, este tipo de ayuno se utilizaba hasta por 15 días en pacientes con obesidad que tenían problemas para bajar de peso.

¿Por qué sólo comer miel y tomar agua?

—La miel es para evitar que órganos vitales como riñones, cerebro o hígado, se dañen por la falta de glucosa. De otro modo, podrían sufrir daños en su funcionamiento.

Durante el ayuno se debe asegurar una ingesta de agua de por lo menos un litro y medio, adicionada con sodio, cloro, potasio, puesto que sus niveles disminuyen.

¿Qué le pasa al cuerpo de Javier Duarte al consumir solamente esos alimentos?

—La pérdida mayor es de grasa, que se utiliza como combustible; disminuye el sodio, el potasio y el cloro; puede haber dispepsia [un trastorno digestivo que genera ardor, flatulencias y náuseas] y en algunos casos diarrea que puede agravar el déficit de electrolitos.

En casos de deprivación severa y prolongada puede haber daño muscular, renal y neurológico.

En pacientes como Javier Duarte, que tiene depresión y otras enfermedades crónicas, se está más expuesto a complicaciones.

¿Qué órganos se dañan en una huelga de hambre?

—Los sujetos que mueren por ayuno de protesta se ha observado pérdida muscular, reducción de los depósitos de grasa subcutánea e interna, atrofia de la mucosa intestinal y otros órganos, en algunos en los que hubo deshidratación se encontraron alteraciones por insuficiencia renal aguda.

¿Qué pasa si el paciente tiene hígado graso u obesidad, como el caso de Duarte?

—Los obesos pueden disminuir su peso y probablemente mejoren del hígado graso en ayunos menores de 10 días.

Puede sufrir daños irreversibles


En un ayuno absoluto, a partir del segundo día, el cuerpo activará mecanismos de ahorro de energía y comenzará a disminuir las funciones de cada órgano y consumirá sus reservas de glucosa alojadas en los músculos y el hígado.

Al tercer día, comenzará a convertir la grasa acumulada en glucosa para darse energía. Este proceso puede causar daños renales por los desechos que se producen en ese proceso metabólico.

A una semana de ayuno, se produce un acidosis metabólica, que es cuando hay demasiado ácido en los líquidos corporales. Además se desencadena la cetosis, es decir, los cuerpos cetónicos se acumulan en sangre. Los cuerpos cetónicos son la grasa que nuestro cuerpo está tratando de convertir en energía y dañan al corazón y cerebro. Las capacidades para concentrarse también se verán afectadas.

Un ayuno absoluto por más de dos semanas puede ocasionar daños irreversibles en el cuerpo.

0 comments:

Publicar un comentario