25 de agosto de 2017

¿Te has preguntado por qué un piropo podría ser una agresión?


Seguramente has escuchado las noticias en las últimas semanas: Las mujeres están pidiendo que ya no les digan piropos. Sí, en efecto, y se trata de un acto verdaderamente heroico, en medio de una sociedad machista que le había dado voz a los hombres para piropear a las mujeres.

Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre otros organismos internacionales, está promoviendo que este acto de “piropear”, quede cada vez más relegado, para así fomentar la construcción de una sociedad igualitaria hacia 2030, donde impere la Equidad de Género, es decir, donde la mujer sea valorada como persona y no como objeto.

Algunas ultrafeministas señalan que el piropo es un acto que desnudan con sus palabras, y consideran que es agresivo porque sirve para valorar (positiva y negativamente) a perfectas desconocidas.

Fuera de cualquier sector social o movimiento feminista, podemos citar a continuación los motivos para evitar piropear por las calles.

1. Porque son valoraciones gratuitas y no solicitadas.

2. Porque cosifican a la mujer: Las personas somos mucho más que nuestra apariencia física, a ello agreguemos que las mujeres caminan con la atención siempre focalizada en su cuerpo, llevando consigo una plaga de miradas indiscretas a cada paso.

3. Porque hipersexualizan a la mujer: Los piropos tienen un matiz inherentemente erótico. De hecho, a menudo no valoran los rasgos físicos, sino que anuncian lo que al hombre “le gustaría hacer” con ella.

4. Porque son una forma de control: La mayor parte de las veces, el hombre que piropea no tiene la intención de consumar ningún tipo de conducta erótica,la única reacción posible ante el “piropo” es el agradecimiento o la aceptación sumisa.

5. Porque surge y vive en el anonimato: Si la mujer responde, el hombre corre “con la cola entre las piernas” o convierte rápidamente su “halago” en insultos o amenazas violentas.

Al final, tú decides si quieres piropear o ser piropeada, o enseñara las nuevas generaciones a convivir desde una convivencia más equilibrada hacia 2030.


0 comments:

Publicar un comentario